Escenarios Abate

Logo

Utrera es una ciudad llena de lugares emblemáticos, los mismos por los que un día paseó el Abate Marchena. Gótico, mudéjar, barroco, renacentista y neoclásico son algunos de los estilos arquitectónicos que componen su generoso patrimonio monumental. Algunos de estos lugares son los escenarios elegidos para el Año Abate Marchena, a fin de que el público que nos visite pueda disfrutar de la mejor creación cultural en espacios únicos. A continuación, proponemos un recorrido por los lugares Abate.

Parroquia de Santa María de la Mesa

El horizonte urbano de Utrera está coronado por la emblemática Iglesia de Santa María. Declarada bien de Interés Cultural, se trata de un templo medieval reformado en 1401 y posteriormente en el siglo XVI. Entre sus cinco naves se dan cita estilos góticos y renacentistas, destacando su conocida Puerta del Perdón por su abundante ornamentación. Su acústica poderosa la convierte en un enclave perfecto para escuchar conciertos. En ella se podrá disfrutar de varias citas del Año Abate.

Castillo de Utrera

Situado en la cima de un cerro natural, esta fortaleza de origen musulmán es el monumento más antiguo del pueblo. Recuperado para su uso cultural en este siglo, el castillo nació con una función defensiva. Más adelante, se convirtió en un enclave fundamental para la reconquista de Jerez, Lebrija y Arcos, en tiempos en los que Utrera era una ciudad amurallada. Tras perder su carácter defensivo se abandonó hasta su recuperación y restauración. Hoy su patio de banderas resulta un lugar idílico en el que disfrutar de todo tipo de actividades culturales, sobre todo en las noches de verano. Grandes nombres del Año Abate pasarán por él, como el prestigioso grupo Accademia del Piacere.

Iglesia de Santiago

El comienzo de la construcción de este templo gótico data del siglo XV, dato que le convierte en el más antiguo de Utrera. No obstante, en su exterior e interior conviven varios estilos. Vinculada al castillo, jugó un papel rector en la fisonomía de la localidad sevillana. Sus tres naves de igual altura la encuadran en el estilo de iglesias de salón. Su imponente interior gótico se asemeja a la catedral de Sevilla. Destaca su cúpula realizada or Lorenzo de Oviedo en 1596 y su espectacular retablo neogótico. Además, es un lugar perfecto para la celebración de conciertos.

Hospital de la Santa Resurrección

Situado junto a la Iglesia de Santiago, este inmueble cargado de leyenda tiene a sus espaldas cinco siglos de historia vinculada a la beneficencia, tal como lo deseó Catalina de Perea. Está dividido en dos zonas; la primera alberga todavía una residencia para personas mayores. La segunda, la histórica, es visitable y consta, entre otros elementos, de un hermoso patio y de la capilla hospitalaria, en la que destacan el retablo y la cúpula decorada con los escudos de las familias fundadoras.

Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores

Esta joya del barroco de Utrera, situada junto al Arco de la Villa, posee una planta elíptica en la que se suceden varias capillas. Destacan en su interior las pinturas murales que decoran la bóveda y el cuadro de San Antonio de Padua, de Francisco Pacheco, además de imágenes como la del Cristo de las Aguas, el Arcángel San Miguel y la piedad del Altar Mayor.

Ayuntamiento de Utrera

Utrera puede presumir de uno de los Ayuntamientos más originales de Andalucía. El edificio que lo alberga comenzó a construirse en el siglo XVII, pero ha sufrido modificaciones tanto en el siglo XVIII como en el XIX. Hasta 1831 fue propiedad de los condes de Vistahermosa. En 1887 pasa a manos de Enrique de la Cuadra, otro ilustrado utrerano que plasmó todos sus sueños en esta casa palacio. Creó un suntuoso Salón Árabe, cuajado de filigranas, vistió de mármol de Carrara la escalera principal y el Salón Pompeyano, y empleó las maderas más nobles llegadas de América para crear un Salón Alemán. Su imaginación continuó con el magnífico jardín romántico en el que se celebraron las mejores fiestas de la época. El visitante puede disfrutar todavía de este aire de ensueño.

Jardín de la Ilustración

Para la celebración del 250 aniversario del nacimiento del Abate Marchena se creará un jardín conmemorativo en la antigua casa palacio de la familia Cuadra, situada en el casco histórico de la ciudad, junto a la Plaza del Bacalao. Ocupará una parcela de 250 metros cuadrados y formará parte del futuro museo de la ciudad que albergará el edificio.

El diseño girará en torno a la corriente de la Ilustración, las expediciones científicas y los primeros pasos de la clasificación botánica. En el espacio se exhibirán plantas medicinales, aromáticas, culinarias y exóticas descubiertas o introducidas a raíz de los viajes realizados alrededor del mundo durante el siglo XVIII o catalogadas en las diversas expediciones botánicas por las sierras andaluzas a lo largo de ese siglo y el XIX.

Es en esa época cuando los jardines empiezan a ser espacios lúdicos y culturales donde celebrar tertulias o conciertos, convirtiéndose en objeto de investigaciones de botánicos y geógrafos. Este otoño podremos ver en Utrera un ejemplo de uno de estos escenarios urbanos.

Plaza del Altozano

Ágora de la ciudad de Utrera, el Altozano funciona como una gran plaza mayor, de forma casi rectangular y rodeada por edificios tradicionales, sus múltiples terrazas son el lugar ideal para el encuentro y la tertulia entre los vecinos. El Año Abate la convertirá, además, en uno de sus grandes escenarios, con conciertos como el de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y espectáculos de artes escénicas como ‘Vidas y ficciones del Abate Marchena’.

Iglesia de San Francisco

En plena Plaza del Altozano se levanta esta iglesia que antaño fue una casa principal perteneciente a la Orden de San Ignacio de Loyola. Posteriormente, se convirtió en un templo cuyas obras concluyeron en 1652. Rotundamente barroca, entre sus elementos destacan el escudo real de Carlos IV y la capilla mayor, presidida por un retablo concebido como un telón sujeto por varios ángeles. Dentro del conjunto figura la Virgen de los Dolores, de gran devoción en Utrera, así como el coro y la portada principal, de estilo manierista. También brilla por su cúpula con la Apoteosis de la Compañía de Jesús, obra atribuida a Juan Espinal. Hoy la iglesia es sede de la Hermandad de la Vera Cruz y Santo Entierro.

Casa de la Cultura

La antigua Casa Palacio de los marqueses de Tous es un edificio nobiliario de tres plantas cuyo interior se organiza en torno tres espléndidos patios, dos de ellos de estilo barroco. Tanto su galería exterior, con sus características ventanas de medio punto, como su hermosa portada dan cuenta del empaque de este palacete que hoy es uno de los centros neurálgicos de la creación cultural en Utrera.

Teatro Enrique de la Cuadra

Levantado a finales del siglo XIX, este escenario de aire italiano fue otra de las grandes aportaciones de Enrique de la Cuadra a Utrera. En la actualidad, y tras las reformas acometidas en los años 90, mantiene su estilo original y acoge todo tipo de representaciones, incluidas, por supuesto, algunas de las más señaladas del Año Abate.

Logo